Historia de Guadacorte

El paseo por Guadacorte nos conduce primero hasta la capilla de estilo neogótico que construyó la familia Larios a finales del siglo XIX , en medio de un esplendoroso y exótico jardín, y la Venta del Oro.

guadacorte1

Construido en 1873, el Cortijo de Guadacorte, que perteneció a los hermanos Larios, contaba con cuadras que ponían en evidencia la alta estima que sus propietarios sentían por el ganado equino, tan necesario para sus ratos de ocio, sobre todo para la práctica de la peculiar caza del zorro, actividad deportiva cinegética a la que eran aficionados, como buenos anglófilos, y que compartían con muchos amigos británicos residentes o afincados temporalmente en el Peñón. Para poner en marcha y cuidar el trajín diario de la hacienda, había un grupo de personas especializadas. En los términos de la finca existían grandes bosques y praderas, y dos isletas naturales en el cauce del río, en las que abundaba la caza menor.